Fotografía de Productos Calidad excepcional en un tiempo record.

 

Fotografía de Producto

La Fotografía de Producto es otra de las especialidades fotográficas principales de MSTUDIO. La diferencia con la Fotografía Publicitaria es a veces sutil y a menudo se solapan ambos campos. Vamos a explicar a continuación la diferencia que existe entre ambas, para que las empresas que necesitan contratar este tipo de servicio fotográfico, tengan mayor conocimiento y criterio a la hora de contratarlo.

La Fotografía de Producto

En esencia, el objetivo de la fotografía de producto es retratar el producto aislado, normalmente con un fondo neutro (blanco, negro o gris). Su destino habitualmente es un catálogo impreso o una página web. La postproducción suele ser sencilla (corregir pequeños defectos del producto, manchas, motas de polvo y equilibrar las luces,  sombras, contraste y temperatura de color) y el fondo se suele recortar para poder montar el objeto con otro fondo, con su correspondiente sombra artificial (o reflejo).

La Fotografía Publicitaria

En cambio, la fotografía publicitaria normalmente retrata el objeto (o la persona, en el caso de fotografía de productos cosméticos, farmacéuticos, fotografía de moda, de lifestyle, etc.) en un contexto específico, a veces con otros objetos de adorno (lo que se suele llamar un bodegón) y requiere normalmente una postproducción mucho más sofisticada, en la que se montan distintas partes fotografiadas por separado. Un ejemplo habitual es la fotografía publicitaria de bebidas: se suelen fotografiar las distintas partes de la botella por separado (tapón, cuello, etiqueta, base, etc.) para poder iluminar cada parte correctamente. Luego, en un proceso de postproducción que requiere conocimientos muy especializados, se montan las distintas fotografías, que una vez combinadas y junto con un fondo (también montado por separado) se obtiene la fotografía final. El destino de las fotografías publicitarias normalmente es para anuncios en revistas y periódicos, campañas de vallas publicitarias o marquesinas.

¿Cuánto cuesta una Fotografía Publicitaria?

Otra diferencia importante entre ambas es el coste de la producción: la fotografía publicitaria requiere mucho más tiempo para realizarla que la de producto, por lo que es sustancialmente más cara. Además, en fotografía publicitaria las fotografías a realizar se cuentan por pocas unidades (desde una a media docena de fotografías de promedio por sesión). En cambio, en la fotografía de producto para web (o e-commerce) o para catálogo, el número de fotografías es normalmente elevado (se cuentan por decenas o a veces por centenares, si la oferta de productos de la empresa es muy amplia) y por tanto el coste no puede ser muy elevado para que sea económicamente viable para la empresa.

 

En la fotografía publicitaria el coste por fotografía puede ser de algunos cientos de euros (o a veces miles de euros, para producciones muy caras) mientras que las fotografías de producto el coste unitario suele ser de algunas decenas de euros (en función del número de fotografías a realizar y de la complejidad de la producción).